empoderamiento urbano Archive

0

Wicked Game: el juego del espacio público

Z:VIC1-COMUNICACION0-VIC CONTENIDO21.ESPACIO PUBLICO SIMBO

El tablero de juego

El espacio público –paisaje urbano- supone el tablero de juego para que los jugadores existentes puedan desplegar sus capacidades en la partida que se desarrollará –de forma permanente- en el entorno. De hecho, el juego –plano textual- se desarrolla en base a unos contenidos y objetivos específicos, pero el propio estatuto y configuración del tablero –plano metatextual- es objeto de otro juego, previo, que es como se genera, que contiene y que reglas contiene el tablero. Otro juego –metajuego- similar a aquel “simcity” en el que se debía estructurar, constituir y distribuir una serie de elementos que ordenan y modelan en espacio para que la partida se pueda desarrollar.

Este juego, representado como una serie de “barras de herramientas” –toolbar- de un software imaginario, permite conformar el soporte físico y material del espacio público –el tablero de juego-. Para ello se establecen una serie de áreas con diversos acabados, se incorporan paseos, límites y estancias; zonas verdes; elementos de accesibilidad; mobiliario urbano, cubiertas y puestos; instalaciones y dispositivos para diversas actividades; señalizaciones, información y datos; movilidad, transporte y servicios varios. La suma progresiva de todos estos elementos constituyen las áreas, zonas, fichas y reglas que componen el tablero de juego –el espacio público-. Su materialización física en nuestros entornos.

Los jugadores

Los jugadores principales suelen ser tres –división metodológica y metafórica-. Por un lado nos encontramos el jugador Público, representado por las distintas administraciones que toman parte –mediatizan- el tablero. Por otro lado el jugador Privado, entendido como aquella lógica imperante que comercializa con fines de lucro el tablero de juego –sin establecer deontología o axiología. Por último nos encontramos con el jugador Ciudadano, término vago que aglutina una amalgama de diversos intereses colectivos y grupales que emanan de las propias Extituciones, Iniciativas Ciudadanas, Asociaciones y ciudadanos empoderados.

Cada uno de los tres jugadores posee una serie de prerrogativas específicas, de legitimidades –instituidas o instituyentes- y de estrategias y tácticas particulares que desplegarán en las distintas partidas que se desarrollan cotidianamente.Existiría un cuarto jugador, que supone toda aquella gente que observa el juego –el jugador Espectador-, que puede participar en el juego de una manera muy somera, dúctil y “despreocupada”.

La partida

Una vez que el tablero de juego está configurado comienza una partida sobre el mismo entre diversos actores, cada uno de ellos con intereses contrapuestos –en muchos casos- e incluso contrarios. Si dichos actores han sido lo bastante hábiles incluso la propia configuración del tablero les puede beneficiar a priori, o eligiendo a los mejores jugadores para su equipo, o “marcando las cartas.

La partida posee múltiples niveles y aspectos que se desarrollan a lo largo de la misma. Desde las “expresiones” de los propios jugadores, la visión estratégica de la misma, los errores…pero a nosotros nos interesa aquí fijarnos en la configuración del tablero, desde el momento inicial del mismo, y la evolución que este va sufriendo, a través de la “posición de sus fichas” en el tiempo. De la  incisiva observación de nuestros espacios públicos y colectivos podemos establecer la hermenéutica y exégesis de los jugadores que subyacen a la misma, al igual que al ver un tablero de ajedrez y la partida que en él se desarrolla nos ayuda a inferir la calidad y pensamiento de los oponentes.

De esta manera al escrutar nuestros espacios compartidos podemos interpretar el desarrollo de la partida que se juega en nuestro entorno, la correlación de fuerzas de los jugadores activos, “quién va ganando”, a quien no le “apetece jugar más”, quien hace trampas, quien tiene “más tablas” y quién tiene la “suerte del novato”. El tablero y la partida en la que nos movemos nos ofrece la configuración social y política de nuestra ciudad. Su grado de limpieza, el respeto por su condición primera, la objetivación y materialización de anhelos, reivindicaciones y deseos ciudadanos, las distintas alternativas existentes para resolver nuestras necesidades –de movilidad, de recreo, de encuentro, de juego, de relación, de conectividad, de información…-.

Lo Público, por tanto sería una suerte de “banca” en el juego. Ella posee las prerrogativas de administrar los recursos de todo tipo –económico, tiempos, posibilidades…- de forma que casi establece las reglas del juego. Los otros jugadores despliegan sus habilidades una vez que “la banca” ha establecido las condiciones de la partida. Cada jugador intentará obtener los mayores beneficios y ganar. Pero como en casi todos los juegos, lo que se “gana” posee un límite, es finito y está establecido. El que gana “arrebata” los recursos de los otros jugadores, ya que estos suponen la suma de los recursos de todos y no se multiplican. Por tanto si un jugador gana el otro pierde y viceversa. No puede haber varios ganadores en el juego, como mucho “tablas”.

El jugador Espectador participa en el tablero de juego –utiliza el espacio público- mediante diversas actividades, usando y abusando del mismo indistintamente, sin grandes compromisos ni aportaciones. El jugador Privado atiende a una racionalidad puramente económica y con fines de lucro –privatización, mercantilización, comercialización- . Para ello despliega sus técnicas por todo el tablero y las fichas, de forma que pueda obtener el mayor número de beneficios posibles de cada uno de los elementos del juego. El jugador Ciudadano se opone a dicha lógica “privatizadora”, contraponiendo sus estrategias de devolución –acción subversiva, desobediencia, fake, contrainformación, hackeo, informalidad, colectivización, cacharreo- de los recursos del juego para que el mismo juego pueda desarrollar nuevas partidas, con nuevos jugadores, y por el “derecho al juego”, es decir, que todo el mundo pueda jugar en igualdad de condiciones y sin ningún tipo de restricción. El jugador Público posee su papel, que es mediar entre los otros jugadores, aunque posee su propio papel garantista –planificación, programación, arbitraje…-.

Por tanto se establece una cierta cadencia en el proceso: el jugador Publico elabora el tablero de juego y sus reglas –COMPOSICIÓN-, el jugador Espectador utiliza ese tablero –USO/ABUSO- el jugador Privado privatiza e impone una racionalidad económica –COMERCIALIZACIÓN- y por último el jugador Ciudadano se rebela-HACKEO-. Cada movimiento que se desarrolla en la partida supone la alteración de la configuración de las fichas sobre el tablero, y este evoluciona de acuerdo la estrategia y acierto de cada jugador.

Z:VIC1-COMUNICACION0-VIC CONTENIDO21.ESPACIO PUBLICO SIMBO

Las alianzas –y las trampas-

Pero como en todo juego, a lo largo de la partida se despliegan una serie de alianzas –tácitas y explícitas- que, incluso, llegan a las trampas en ocasiones. De esta forma dos jugadores pueden alinearse frente al excesivo poder que va adquiriendo uno de los jugadores. Esto varía a lo largo del juego, por lo que las alianzas no son ni mucho menos estables ni perduran siempre, aunque por qué no decirlo, siempre hay jugadores que “se entienden mejor” entre  ellos que con otros. El establecimiento de dichas alianzas en la partida suele decantar la misma, que el “peso específico” de cada uno de los jugadores junto a otro supone una asimetría en las posibilidades de éxito de la misma. Es por ello por lo que dichas alianzas no son bien vistas por otros jugadores. Esto hace que las alianzas no suelan ser explícitas –con el rechazo y la protesta del jugador perjudicado- y por ello dichas coaliciones se mantengan en absoluto secreto y ocultas bajo la mirada de los otros jugadores y espectadores.

Las estrategias de cada uno de los jugadores y su disposición ad hoc suele estar definida –el agresivo, el conservador, el táctico, el especulador, el tramposo…-y son conocidas por los otros jugadores. Pero esto no impide que el resultado de la partida pueda variar de acuerdo con las condiciones dadas, la pericia del jugador y una dosis de fortuna. La imposición de ciertas lógicas hegemónicas y acríticas –o prepoliticas- inciden en la incapacidad de albergar otros discursos en el juego. Así, encontramos como muchos de los “movimientos” que se despliegan en la partida obedecen solamente a una racionalidad –la económica- mientras que no existe la defensa de estándares –dentro del propio espacio público- para el desarrollo o preservación de otras lógicas –patrimonio, descanso, encuentro, relación…-. De hecho, puede ser que las lógicas preponderantes establezcan un determinado tipo de reglas de juego que induzca la aparición de nuevos jugadores contrarios a las mismas, y que deconstruyan el mismo. Las partidas –y sus jugadores- se encuentran tan “viciados” que se necesita buscar de nuevo las “instrucciones del juego”, que están sean leídas por todos los jugadores, y que se respeten, en vez de obedecer unas reglas tergiversadas y “amañadas” por intereses espurios.

Cambiar de juego

La derrota continuada, el hartazgo, el tedio o las trampas, pero también la necesidad de buscar y encontrar la novedad, crecer y enriquecer y probar nos lleva a la búsqueda de nuevos tableros de juego, con nuevas reglas y nuevos jugadores –aunque permanentemente encontramos a “los de siempre”-.

Nuevos Juegos se desarrollan en otros tableros: los nuevos espacios públicos se encuentran en la colectivización de bienes y recursos compartidos, que forman la llamada “economía colaborativa”. Las actividades –y necesidades- básicas son satisfechas mediante nuevas formas y servicios. De esta forma la necesidad de vivienda y cama –turística-, la necesidad de transporte, la necesidad de comer –fuera-, la necesidad de bienes y servicios, de lectura, y tantas otr*s... Todas estas necesidades podemos solventarlas desde el sistema público, desde el privado y desde el compartido.

No nos preguntemos solamente qué puede hacer –que nos ofrece- el espacio público, sino que podemos hacer –qué ofrecemos nosotros- desde nuestros múltiples espacios privados -particulares- al común, a la colectividad. Podemos “abrir” nuestros espacios privados de tal suerte que de forma distribuida podemos generar nuevos ámbitos públicos, nuevas bases de datos compartidas, nuevas conectividades, nuevas redes espaciales colectivas…Esto no supone una aproximación excluyente o contradictoria con la defensa y reivindicación del propio espacio público, hipermediatizado siempre, y en riesgo otras muchas, pero enriquecer el discurso y la práctica con acciones que ya no dependen de terceros en muchos casos, sino de nuestra propia voluntad de transformación, sin terceros, sin excusas, sin subterfugios.

0

Comunidades del aire

transition_town (1)

¿Qué son las comunidades del aire? Son  iniciativas ciudadanas que trabajan asumiendo responsabilidades de las condiciones del aire de su entorno próximo. Una comunidad de práctica en la monitorización a través de sensores ciudadanos, herramientas tecnológicas que ayudan a la emancipación individual de las mediciones y datos abiertos sobre la recolección para  colaborar con los gobiernos locales en la mejora de las condiciones ambientales de su comunidad.

El aire como paradigmático ejemplo de un procomún conforma nuestras atmósferas, nuestras condiciones de relación e impulsa cambios en nuestros cuerpos.  El aire urbano en el que nos alojamos tiene unas condiciones de existencia no siempre desveladas con claridad y dada su invisibilidad un recurso manipulable, apropiable, privatizable y arma arrojadiza de discursos políticos. Hoy existen ya muchas iniciativas ciudadanas que desarrollan su labor en este ámbito, ampliando los significados del aire, visibilizando de no hablado lo suficiente y desvelando nuevas formas de proceder colectivas para regenerar o mirar desde otro lugar posible el aire que nos rodea y nos conforma. Existen múltiples formas de colaborar y de hacer que la inteligencia ciudadana se desarrolle y aplique estas responsabilidades. Muchas de estas iniciativas que están en el wikiobs empoderan y proceden de este punto de vista pero desde diferentes ámbitos. Podemos hablar de las comunidades de carsharing y carpooling, de las iniciativas de movilidad como enbicipormadrid o la asociación apie, u otras comunidades que trabajan por la descontaminación electromagnética. Las cooperativas en torno a la energía que comienzan a ser realidades muy palpables de otra forma de consumir haciendo a los ciudadanos responsables de la procedencia de la energía que consumen. Como ejemplo el tremendo desarrollo que esta teniendo Somenergía en todo el país, con nodos locales por doquier. Pero en esta entrada nos interesa hablar de las comunidades del aire.

Una de estas comunidades es la generada en Sheffield, Inglaterra. Sheffieldeastend está desarrollando procesos de empoderamiento en torno a la calidad del aire provocando nuevos agenciamientos entre ciudadanos, gobiernos y empresas privadas.  Una nueva forma de urbanismo emergente que desde la ciudadanía provoca cambios reales en la ciudad. En este caso concreto la comunidad de Sheffieldeastend ha logrado, desde la medición de la calidad del aire, parar el planeamiento de un supermercado que la comunidad no veía conveniente. Estas acciones se establecen bajo una red de comunidades que colaboran en el mantenimiento de la iniciativa generral. Transittion Sheffield, junto con comunidades de plantadores de jardines y  huertos urbanos, comunidades de movilidad en bicicleta y  empresas de tecnología apoyan toda la red. Aquí la red de este caso en Inglaterra.

Podemos tener referencias también de las metodologías creadas para organizar los grupos de acción y comunidades. En este link podéis encontrar los recursos y las asistencias para hacer efectiva la gestión de estas comunidades: personal, gestión financiera, fondos, comités, etc. Model Policies and toolkit También se están desarrollando mapeos de la contaminación del aire en lugares como Highbury 

comunidades del aire

Mapa dinámico de la iniciativa intheair en Madrid.

Conocemos algunos casos más cercanos que estudian y evalúan estas prácticas y proponen la generación de comunidades en nodos locales. Una puede ser la iniciativa Air Quality Egg: una red de comunidades y sensores ciudadanos que ofrece la posibilidad de emancipar a los ciudadanos en las conversaciones acerca de la calidad del aire. Impulsada por @Ed_borden . La simplificación del sistema ayuda a tener estos sensores distribuidos por la ciudad. Una estación exterior, una estación base interior y la recolección de datos abiertos en internet forman los 3 estados de cada nodo.

 

#AirQualityEgg : “Making Sense” from Ed Borden

Estos procesos no son sencillos, requieren conocimientos técnicos y desarrollos tecnológicos para llevarse a cabo con toda su efectividad. Es lo que impulsa Nerea Calvillo con la iniciativa intheair. Una plataforma para la visualización de lo invisible. Una cartografía ciudadana evolutiva y dinámica sobre los niveles de contaminación de la ciudad de Madrid. (Gases, partículas contaminantes, polen, etc…)   y demás contaminantes  En esta plataforma se puede visualizar los niveles dinámicos e interactivos y se reacciona desde tu propio nodo como interactua con el resto de la ciudad. A parte del prototipo tecnológico, existe un prototipo físico que permite las mediciones y la visualización en la ciudad.

sensores ciudadanos

Componentes: 1. Organic colourant used for deserts 2. Urine dispensary plastic bag 3. Mini-motor +plastic pin + dispenser 4. 25L plastic tank 5. Submergible fountain pump 6. High pressure pump 7. Arduino 8. 10 units water diffusor system 9. Brumizone diffusor 10. Lights

 

pavimentos co2

Las infraestructuras urbanas como regeneradoras del aire contaminante. Pavimentos y suelos.

Otro proceso interesante para incoporar a nuestras vidas como ciudadanos procesos como la fotocatálisis. Materiales que mediante su exposición al sol son capaces de eliminar parte de los contaminantes existentes en el aire, a parte de recoger el efecto de la calidad del aire  sobre la salud de humanos y no humanos.  La firma de pavimentos de Eptisa ha elaborado la Guia Práctica de la fotocatálisis aplicada a infraestructuras urbanas. Queda pendiente una guía aplicada también a los espacios domésticos y las infraestructuras dútiles que pueden implementarse en la ciudad por los ciudadanos.

Los ciudadanos como sensores urbanos tenemos la capacidad de modificar nuestro entorno, hacer visible nuestros disensos y cartografiar lo invisible. Esto es lo que proponen en Goteofunding la iniciativa de Smart Citizen Sensors desde el FaB Lab Barcelona. Una plataforma para generar procesos participativos de las personas en las ciudades. Conectando datos, ciudadanos y conocimiento, el objetivo de la plataforma es servir como nodo productivo para la generación de indicadores abiertos y herramientas distribuidas, y a partir de ahí la construcción colectiva de las ciudades por sus propios habitantes. Conviértete en un sensor inteligente de la ciudad, generando y compartiendo datos reales en abierto sobre contaminación del aire, acústica y muchos más.

 

SmartCitizen.Me from Fab Lab Barcelona

 

7

Menú de temporada. Sintomatología de una (nuestra) práctica ciudadana

menu de temporada03

* Si prefieres descargarte el texto puedes hacerlo aquí Menu de temporada.

Para comenzar

 

NUDIFICACIÓN

En la actualidad se está produciendo un proceso de nudificación, que implica una convergencia de saberes, agentes y prácticas hacia los mismos  campos y temáticas de acción, generando una hyperdensificación redundante de proyectos e iniciativas de temática común. Este solapamiento puede dar lugar a un colapso “gravitacional” debido a la univocidad del progreso colectivo, que se enquista en contadas acciones estancando el avance colectivo. El contexto actual de falta de oportunidades y pérdida de capacidad de ciertos sectores productivos y de servicios, como los tradicionales en campos como la arquitectura, el arte, la cultura o las ciencias sociales. Este proceso han “empujado” a todos aquellos agentes, que antes se encontraban relativamente definidos e insertos en ciertos circuitos y esferas de acción, a un “terrain vague” o no-lugar en el que todas estas acciones se entremezclan y convergen disputándose un sitio en el mismo. Esto conlleva la transformación de las prácticas tradicionales, la apertura de nuevas plataformas, la replicación de proyectos, la presentación de propuestas a concursos y convocatorias, la interlocución y la conectividad en un flujo en el que permanentemente encontramos las mismas personas, los mismos proyectos y las mismas dinámicas una y otra vez, siendo todas ellas muy similares. Esto produce una cierta burbuja que redunda en una visión exterior que tiende a simplificar y enmarcar todo ello en un mismo esquema, ya que la diferenciaciones y los valores propios son, en ocasiones, matices tan ínfimos que pueden llegar a ser simplemente mismos proyectos y objetivos realizados por distintos agentes. Además este proceso de nudificación genera reticencias de agentes frente a un cierto “intrusismo”, reivindicaciones sobre la pertinencia de trabajos, posicionamientos hegemónicos sobre otros bastardos, copias no regladas y banalización.

RETOS:

- Es necesario deshacer el nudo (The Knot) en el que nos hallamos inmersos en la actualidad, de forma que se implementen dinámicas  que permitan amplificar el radio de acción, diversificación de prácticas, exploración de nuevas oportunidades de progreso, que permitan un desacoplamiento de las prácticas y los agentes. ¿Cómo desentrañar el nudo?
- Federación de intereses y adecuación de las capacidades y potencialidades de la innovación con los recursos y esfuerzos presentados, de forma que no queden vías por explorar sin esfuerzos asociados  y “oportunidades” sobresaturadas y banalizadas.

 

PUBLICOMÚN

Esta contracción, que aúna lo público y lo común (procomún) es el concepto central de esta gramática cultural. Lo publicomún ha sido vapuleado hasta la saciedad por prácticas abusivas, siendo instrumentalizado y privatizado de forma escandalosa hasta llegar a la situación en la que nos encontramos en la actualidad. Ha sido la amenaza de desaparición completa o la pérdida de soberanía compartida la que, al final, ha hecho que numerosos colectivos hayan girado la cabeza hacia el riesgo de extinción de un debate, que hasta ayer era inexistente. Las tensiones reterritorializadoras hacia un modelo caduco y privativo sobre el publicomún son de sobra conocidas (Big society, socialización de servicios, exceso  de servicios, hipertrofización de lo público,…) y asistimos, asombrados, a la nueva ola recentralizadora en el que la innovación, el emprendimiento y el autotrabajo vuelven a establecerse como ariete para transformar el modelo laboral y el tejido productivo existente. Los discursos hegemónicos sustituyen la conceptualización redundando en las prácticas excluyentes, unívocas e interesadas. El publicomún sigue estando en riesgo. Pero también el acrónimo es un concepto problemático. ¿Podemos asociar público y común?, ¿Cuáles son las relaciones y conflictos entre lo público, lo privado y lo común?

RETOS:
- Fortalecer el discurso crítico, que desvele los riesgos existentes y las estrategias reterritorializantes hacia modelos privativos e interesados, que puedan desvelar los retos futuros de acción y protección del publicomún
- Indagar en la triada público, privado y común, consensos y disensos, problemáticas y convergencias.

 

 COMOISMO

Los procesos y el desarrollo de los mismos han sustituido la importancia de los productos finales y sus objetos asociados. El debate y el discurso se centran ahora en Cómo hacer y no tanto en el Qué hacer. Una transformación de la actitud finalista, objetual y definida, en los que primaba el producto, la síntesis y la conclusión y esta era valorada en función de aspectos propios a la misma. En la actualidad el valor se encuentra en los procesos y metodologías, que apuestan por su carácter transversal, inclusivo, interdisciplinar y heterogéneo, del cual devienen múltiples visiones e ideas que enriquecen la actuación y pueden dar lugar a fenómenos de división, especialización, reproductibilidad, reapropiamiento, replicabilidad, seriación, etc. Se impone la “estética bastarda” frente a la “estética de la autoría”. La autoría, condición indispensable y hegemónica, se diluye en lo bastardo, lo común y lo colectivo, en la que la generación de procesos y contenidos aparecen como procesos diversos e iterativos, los cuales presentan la imposibilidad de diludicación del autor como tal. El autor y su producto ya no es lo importante, el quién y el qué ya no son hegemónicos, ahora es el cómo y la “ciencia” que lo rodea: el comoismo. Cómo se diseña, cómo se gobierna, cómo se financia, cómo se desarrolla, cómo se procede, cómo se innova, como se participa, siendo los agentes y recursos asociados subproductos subordinados de los procesos y gobiernos múltiples.

RETOS:
- Inventariar todas aquellas dinámicas, metodologías y canales que permitan enriquecer los procesos, las exploraciones y los desarrollos de proyectos y programas, que permita la valoración de las mismas mediante una comunidad asociada. Este inventario puede incluir dinámicas de participación, métodos de ideación, construcción de comunidades, diagnósticos, valoraciones críticas, procesos de cocreación, desvelamiento de conflictos y disensos, construcciones colectivas, etc…
-  Cocreación de las estéticas bastardas que están por construirse, desplazamiento de los modelos discursivos a los modelos dialogados. ¿Cómo se practica ciudad?

 

NUEVA QUÍMICA

Una nueva “química” se abre paso en nuestra gramática cultural. La formulación de esta nueva química posee elementos  y representaciones diversas y disruptivas. Simbología como DIY, CO-, #, WIKI,MIDDLE-OUT, PRO-, P2P, DIWO, SLOW-, CROWD-, DIT, @, OPEN, NET-, BOTTOM-UP… que nos remiten a los elementos, prácticas, sistemas y metodologías que usamos, defendemos y proyectamos en la actualidad. Esta nomenclatura representa, mediante un prefijo, símbolo o concepto, toda una constelación de prácticas y saberes que suponen, en muchos casos, formas alternativas de funcionamiento dentro del día a día, y que percola en los agentes la gestión de los recursos asociados y los modelos de gobernanza que se producen entre ellos. Cada uno de los términos persigue establecerse como un nuevo paradigma frente a procedimientos caducos o insuficientes y todos ellos conforman un espacio de innovación, participación y responsabilidad.  Una mayor implicación por parte de todos los ciudadanos, con una importante componente pedagógica y de asunción de responsabilidades que mejores las relaciones sociales y económicas,  construye colectivamente nuevos modelos de intermediación glocal. Una nueva química que, mediante la formulación de sus elementos (prácticas innovadoras) genere nuevos productos, servicios y relaciones.

RETOS:
- Necesidad de clarificación de conceptos y prácticas, consenso en torno a las mismas y exportación con el ánimo de extensión de las mismas en todas las capas socioeconómicas con el ánimo de integrarlas de forma complementaria con las prácticas existentes.
- Evitar los procesos vacuos que “usan” dicha terminología como recurso retórico sin contenido, buscando la innovación al explicitar como se incorporan los valores específicos de cada elemento en las prácticas asociadas.
-  “Federación” de colectivos, agentes y recursos en torno a la nueva química y su formulación para aumentar su efecto multiplicador e impacto real sobre el entrono.

 

preCARIDAD

Tema recurrente como ningún otro: la dilucidación de si la precariedad es estructural o coyuntural es perentorio. Esta condición actúa como bisagra o gozne de una doble dinámica: por un lado permite una libertad extrema, debido a que la apuesta por nuevas rutas de investigación, posturas o empresas no suponen poner en crisis o dejar de lado actividades principales estables o afianzadas por inexistentes. Esto ofrece un desparpajo y una mirada “fresca” y desprejuiciada sobre muchos aspectos que, de otro modo (el estar insertos en dinámicas muy consolidadas y probadas) sería difícil poder contar con esa perspectiva lejana. Por otro lado dicha precariedad imposibilita, en numerosas ocasiones, el que el trabajo pueda perseguir metas más excelsas y lejanas, al verse interrumpida constantemente por la necesidad de cubrir las contingencias más inmediatas. Sólo desde un cierto confort de entorno se puede esperar una multiplicación de los efectos de las prácticas innovadoras que coexisten en la actualidad, permitiendo a estás la asunción de planes estratégicos a largo plazo con objetivos y referencias más ambiciosas y con capacidad de transformación. Numerosas voces demandan una preocupación sistemática de los poderes públicos y privados para que se coordinen y colaboren permitiendo que todas las iniciativas emprendedoras, ideas y proyectos afloren con su máximo esplendor, dotando de un medio adecuado para la profundización en el cambio socioeconómico. Y, de hecho, son ya algunas administraciones públicas y consorcios mixtos los que están apostando por este ecosistema transformador de forma continua, rigurosas y creíble, mediante programas pioneros en innovación, colaboraciones con empresas, subvenciones públicas, apuesta por nuevas formas emergentes, etc.

RETOS:
- Interpelación a actores y políticas con capacidad de generar y mover recursos para que apuesten decididamente por la rebaja de la precaridad en agentes y procesos con potencialidad y valor, de forma que liberen contingencias y necesidades en pos de creación de valor a medio y largo plazo como hecho diferencial, innovador y de progreso.
- Aunar esfuerzos mediante canales de mediación, facilitación e integración, para que todo el ecosistema pueda converger en prácticas y políticas que tengan capacidad de consolidación y permeabilidad en las políticas públicas y superestructura ideológica. Socializar las prácticas de forma que se persiga la asunción de las mismas como necesarias y relevantes por toda la estructura social, incorporándolas en todos los estratos y prácticas sociales (ciudadanos, iniciativas, empresas, administraciones, organismos, comités, profesionales, etc…)

 

Para continuar

 

HYPEREUNIÓN

Esta temporada se apuesta por un modelo organizativo de tipo asambleario el cual pretende eliminar representantes/ representaciones y apostar por encuentros múltiples y caleidoscópicos. La necesidad de que cada agente se exprese desde un conocimiento propio y situado impide que se generen capas de representación por lo que se torna imprescindible que los agentes acudan a encuentros de forma directa, ya que sus discursos perteneces sólo a ellos mismos. Además nuestra gramática cultural apuesta por un modelo colaborativo, interdisciplinar, constructivo y progresivo de forma que las micro-asambleas generen consensos y grupos de discusión sobre todos los temas que se encuentran encima de la mesa. Este procedimiento permite una “representación” más fidedigna de agentes y temáticas tratadas, por lo que supone una conexión más directa entre cada cuerpo y su discurso en el camino de ida y vuelta desde lo individual a lo colectivo. Pero también supone retos que deben solventarse para que el modelo de gobernanza persista de forma duradera. Primeramente la no-representación de agentes supone que las dinámicas de reunión se multipliquen cuantitativamente, convirtiéndose en Hypereunión. Más allá de la problemática inmediata en términos de logística (cuadrar las agendas de múltiples agentes, espacios que lo alberga, cambios, malentendidos, etc.) la propia Hypereunión se torna, en ocasiones, incapaz de acometer acciones concretas y específicas, que cuenten con el suficiente y necesario rigor para que se pueda producir un avance real a medio plazo: el agrandamiento produce ineficacia en ciertas ocasiones. Esto se puede constatar en la necesidad de que, para abordar ciertas dinámicas, trabajos o proyectos, la Hypereunión se disgrega y atomiza en pequeños grupúsculos que, eligen o son elegidos, para acometer dichas tareas de forma más directa, eficiente y eficaz. Se establecen, por tanto, retos en la gobernanza de los grupúsculos temáticos con la Hypereunión, en los que se definen los protocolos de transferencia y atribuciones de cada uno de ellos: el trabajo de campo, investigación, desarrollo y herramientas son competencias de los grupúsculos mientras que las ideas madres y conclusiones se socializan en la colectividad, la cual aporta, transforma, usa y abusa en ocasiones de todos los materiales. La Hypereunión puede ser física, establecida en un espacio analógico con los agentes presenciales, o bien virtual o digital ya que, gracias a las nuevas aplicaciones existentes es posible realizar la Hypereunión de forma virtual con una distribución deslocalizada de agentes.

RETOS:
- Plantear un modelo de gobernanza en el que se puedan conjugar de forma factible y eficiente las atribuciones, competencias y congruencias entre el gran espacio de socialización y los grupúsculos de trabajo, haciendo de la Hypereunión un instrumento eficaz y provechoso.
- Establecer  un calendario global que aglutine, distribuya y evite el sobresolapamiento de las mismas o sus agentes, mermando su capacidad inclusiva y discursiva. La compactación o sincretización de las mismas por temáticas o proyectos, en ocasiones muy similares, para evitar reduplicaciones o “burbujas informativas”

 

TANGENCIAS ESFÉRICAS

La construcción del espacio público, entendido este como un procomún intersecado por la comunidad asociada al mismo (políticos, técnicos, profesionales, asociaciones, iniciativas, ciudadanos) se realiza de una forma micro, como acupuntura urbana o cirugía, evitando caer en la realización de grandes proyectos o intervenciones, bien por causa de la crisis de recursos clásicos, bien por la no pertinencia de estas construcciones una vez filtradas por la crítica (o ambas). Estos micro-proyectos permiten que la escala se reduzca hasta tal punto que la invención, desarrollo y ejecución de los mismos se son realizadas por comunidades pequeñas en las cuales es viable una participación transversal y proactiva, eliminando complejidades, burocracias y grandes plazos de trabajo. Este nuevo ecosistema micro se retroalimenta, de forma que los proyectos producen múltiples tangencias entre agentes y las estas pueden provocar la generación de nuevas iniciativas y propuestas de manera muy rápida, dúctil y resiliente. El mapa generado de micro-prácticas posee como características propia el estar vinculadas unas con otras en red, siendo esta red no distribuida completamente, pero tampoco vertical, sino vectores compuestos multidireccionales. Estas tangencias no sólo se producen en el mismo plano (tangencias circulares o planas), como pueden ser sinergias entre distintos profesionales, ciudadanos o iniciativas (intra-agente), sino que se tornas esféricas al trascender el movimiento horizontal e introducir la verticalidad en el mismo (oblicuidad) . Esta oblicuidad permite que se trascienda la planitud de las tangencias, haciéndolas esféricas, de forma que todos los agentes y estructuras sociales (comunidades al fin y al cabo) puedan interrelacionarse (desde las administración a los ciudadanos, pasando por las empresas, profesionales y técnicos, asociaciones, iniciativas, etc…). De esta forma se generan las corrientes de gobernanza según su direccionalidad: del bottom-up al top-down y el middle-out.  Estas tangencias esféricas tan rápidas, transversales y múltiples producen un ecosistema muy rico en conectividad que actúa como campo de cultivo para la innovación y la aparición de prácticas emergentes, iniciativas y sinergias entre comunidades y agentes, deconstruyendo el juego de roles preexistente y acercando posiciones propias y ajenas.

RETOS:
- Indagar sobre las distintas direccionalidades de las tangencias, estableciendo una valoración situada y referenciada a casos, contextos, agentes y resultados, que permita un acercamiento a las mismas desde un punto de vista del estudio de casos práctico.
- Comprobar las extrapolaciones admisibles entre políticas micro y macro, detectado los parámetros variables e invariables en los cambios de escala y complejidad.
- Generación y fortalecimiento de herramientas colectivas que permitan la legibilidad de los procesos micro, que puedan contrarrestar la abrumadora presencia de lo macro: mapeos, cartografías, cuadros relacionales, etc…

 

GLOSSARICA

Ningún nuevo paradigma disruptivo que se precie puede renunciar a una transformación de la narrativa y sus relatos asociados. La retórica de nuevo cuño conlleva aparejada una nueva glossa: de ahí la Glossarica. Este discurso está compuesto por una amalgama de terminología asociada que contempla neologismos, importaciones, sincretismos, revisiones, resignificaciones, distanciamientos y una multiplicidad de técnicas semióticas que componen un amalgamiento muy heterodoxo y emergente. Prácticas similares llevan aparejados diversas conceptualizaciones y términos asociados, tan rico como la generación de nueva combinatoria morfológica por cada agente, por cada proyecto, por cada contexto…cuando parece que nos acercamos a uno de ellos ese se apaga, dando lugar a sus sustituto, que establece nuevos matices, nuevas  inspiraciones, nuevas sugestiones, nuevos sabores. El glosario (abierto)  es la proyección de la retórica, un marco cognitivo de participación y conexión que genera una mayor formalidad, que provoca dinámicas abarcantes en las que los términos se definen de forma colaborativa y progresiva, sumando subjetividades y matices. También establece criterios de demarcación, de simplificación, de reducción. Genera disyuntivas que deben ser abordadas: ¿son los nuevos términos distintos a los existentes?, ¿ofrecen ampliaciones o diferenciaciones relevantes que provoquen la inclusión de una nueva conceptualización?, ¿o son matices abarcables desde lo existente?. Este marco cognitivo ofrece un entorno común de discurso y teorización de las prácticas innovadoras y emergentes comunes.

RETOS:
- Profundizar cuantitativa y cualitativamente en el marco común referencial, colaborativo, abierto y en constante crecimiento y revisión.
-  Desvelar las reflexiones y difracciones de la glossarica: glosario y retórica, discurso y marco, teoría y práctica, común y diverso.

 

SOBREAPROPIACIÓN

Innumerables prácticas, procesos y proyectos se hallan inmersos en este entorno de pre-caridad, por lo que el capital que generan, en muchas ocasiones, no es capital económico o financiero sino simbólico y relacional. Nos encontramos con estas dos caras de la misma moneda: la inexistente o precaria capacidad para generar capacidad económica (crisis, falta de recursos, escasa apuesta por estos procesos, falta de valoración de los mismos, banalización del trabajo, etc.) ofrece un panorama en el que el trabajo y su retribución económica se desligan. Por una parte el trabajo se multiplica, con innumerables acciones, proyectos, iniciativas y colaboraciones, pero muchos de estos trabajos no llevan compensación económica o esta es mínima. Todos esos trabajos, en cambio, son capaces de conseguir capital simbólico y relacional, que es el valor que los agentes pueden exportar en sus canales de comunicación, representatividad y posicionamiento en el ecosistema difuso (nudificación). Pero este capital simbólico y relacional no está tasado ni cuantificado, al igual que los ingresos económicos y su repercusión distribuida, por lo que supone un capital difícilmente aprehendible y fácilmente apropiable. Esto genera grandes tensiones ya que dicho capital está traccionado por todos los agentes circundantes, que presionan enormemente por capitalizar los valores generados, lo que redunda en un desenfoque de los propios trabajos y de la carga, responsabilidad e implicación de los trabajos. Esta deconstrucción de la autoría y de la adecuación de los input-output de los trabajos provoca que estos aparezcan multiplicados, solapados y repetidos en los canales de diversos agentes, lo que da lugar en numerosas ocasiones a usos y abusos que exceden el cometido de los mismos, mala praxis, apropiaciones interesadas y exclusiones impropias. La no-definición de estos capitales supone una asimetría entre las deberes y los derechos, socavando no sólo la calidad e integridad de los propios trabajos, sino problemáticas entre agentes y la pérdida de credibilidad generalizada del ecosistema común y su impacto y recorrido social.

RETOS:
- Creación de un protocolo común y específico por proyectos y trabajos que “normalice” y devele los capitales generados por el mismo, más allá de capitales cuantificados y tasados (ingresos, autorías, etc) que permita establecer la cuantía de los mismos y vincularlos con los mecanismos de trabajo establecidos por los propios agentes implicados, evitando el sobreapropiamiento, la instrumentalización y la comunicación parasitaria, el solapamiento y la redundancia del valor generado.
-  Generación y discusión de protocolos comunes sobre la identidad colectiva-identidad digital, tanto en procesos intercolectivos como intracolectivos.

 

AUTOÉTICA

La auto-ética surge como reacción a la sobreapropiación, como movimiento de autorregulación, contención, resituación y generosidad. La condición difusa de los capitales simbólicos y relacionales provoca espasmos voraces y codiciosos de apropiación, delimitación y cercado pero, a su vez, provoca una sensación de no-contribución y desgaste al publicomún, redundando en su debilitación y paulatina desaparición. La frustración e impotencia por extraer valor suficiente en todos los aspectos, que cubra el déficit existente de agentes y colectivos provoca esta esquizofrenia disyuntiva. Un sometimiento constante al escrutinio de nuestros semejantes, en un entorno competitivo éticamente. La auto-etica es un proceso instrospectivo que nos sitúa en el entorno, que posee su propia ética compartida. Este proceso es sumamente contradictorio y supone la renuncia y el afianzamiento de un proyecto vital de actuación, representación, relación y proyección que debe ser contrastado por la comunidad y por los resultados (éxitos y fracasos) que dicha ética emane.

RETOS:
- Formalización de la ética comunitaria, su núcleo irrenunciable y cinturón de protección flexible, adecuación y contrastabilidad con el contexto actual.
- Elaboración de una criteriología de evaluación común que ayude a alcanzar los objetivos autoestablecidos, asociados a metodologías de facilitación y acompañamiento para conseguirlos.
 

MAPPEOS

Una práctica que ha proliferado de manera exponencial, la técnica del mapeo ha inundado el espacio común con un afán de visibilización y exploración propio de un sector emergente. La necesidad de mapeo viene provocada por un cada vez más complejo marco de relaciones y de herramientas ocasionadas por el uso masivo de las redes sociales, así como una itinerancia fugaz y compulsiva de agentes e iniciativas, las cuales se entremezclan en una multiplicidad de proyectos, acciones, espacios. Tareas que dan lugar a la constelación de innovación, en ocasiones, muy difícil de aprehender.  Los mapeos satisfacen la necesidad perentoria por situarnos, por conocernos, por definirnos y establecernos, no sólo para un entendimiento propio sino para su exportación y comunicación. Los mapeos nos reconfortan, al generar un ecosistema en el que reconocernos, saber que no estamos solos, esforzarnos por representar que dicha emergencia no es un espejismo, sino una dinámica enraizada y progresiva, inexorable. Este cosmos, compuesto por miles de estrellas, posee la complejidad del mismo: acciones tan efímeras que cuando se mapean ya desaparecieron, iniciativas en formación y disolución, proyectos con nombre sin contenido, corrientes de fondo, duplicaciones y solapamientos, proyectos fugaces, reinvenciones, importaciones, fragmentaciones. Los mapeos está aún lejos de poder acceder a la complejidad cósmica que subyace a los parámetros “mapeables” de forma inmediata: espacios y recursos, iniciativas sedentarias, programas cíclicos, sedes sociales, prácticas enraizadas al territorio. No obstante es una tarea loable el seguir, no reproduciendo o generando nuevos mapeados, sino profundizando en su complejidad. Sabemos que con un gran esfuerzo logístico y de coordinación, y gracias a las herramientas digitales, se pueden alcanzar resultados muy potentes en muy poco tiempo mediante mapeados globales. Una vez realizado este tipo de prácticas (que siempre pueden ser ampliadas) los esfuerzos deben direccionarse hacia una clasificación y metrización de las prácticas, que nos permita el establecimiento del ADN y la extracción del valor de las mismas. Es decir: profundizar en las iniciativas, espacios y agentes más allá de su nomenclatura, posición y descripción somera (algo que, en muchas ocasiones, sigue presentando problemas). En la actualidad se trabaja en varios frentes para elaborar herramientas que permitan la generación de una interface que indague en dichas cuestiones, de una manera sencilla, para que la propia herramienta sea objeto de empoderamiento por parte del ecosistema difuso  y sea este el que genere y procese su propia información.

RETOS:
- Establecimiento de un “canon” formado por un mapeo o mapa de mapeos que integre en red las distintas herramientas existentes de forma que no se reduplique el trabajo, permitiendo una retroalimentación propia en tiempo real (capacidad de empoderamiento)
- Indagar sobre aquellos aspectos y/o parámetros que suponen la superación de la capa informacional existente o inmediata, de forma que se pueda profundizar en los modelos organizativo, funcionales y relacionales y extraer valor de los mismos, trascendiendo la naturaleza del mappeo y transformando estas cartografías en “lugares” para compartir recursos e intercambiar gobernanzas.
- Generar procesos participativos en torno a los mapeos e incorporar retornos de dichas herramientas para su sostenibilidad conceptual, relacional, laboral y económica.

 

Para terminar

 

DES/VIRTUALIZACIÓN

Las redes suponen una importantísima capacidad multiplicadora de generar red y trabajar de forma distribuida. Su capacidad de interconexión permite una sobreabundancia informativa y conectiva que es capaz de generar sinergias y trabajos colaborativos que, de otra forma, sería muy difíciles de conseguir. Esta gigantesca capacidad supone también una transformación de los códigos, nomenclaturas, memorizaciones y adicciones de la actualidad. La multiplicidad de agentes, multiplicado por su nomenclatura virtual/digital, multiplicado por la diversidad de redes y canales existentes, multiplicados por su inclusión, impulsión, participación o beneficio en acciones y proyectos se torna, en ocasiones, inabarcable, generando un tsunami relacional del que es difícil discernir, en ocasiones, su relevancia y pertinencia. La valoración de todo esta red se convierte en tarea harto ardua: parámetros cuantitativos (post, entradas, seguidores, tags, keywords, etc…) sustituyen o eclipsan contenidos y su trascendencia.

RETOS:
- Necesidad de “filtrado” informativo y una cierta estandarización de canales y prácticas que permitan un marco común de entendimiento y la lectura “por capas” o niveles informativos que ayude y contribuya a la comprensión y profundización por interés.
- Creación de mapeos relacionales que ofrezcan una cuadro panóptico de las relaciones entre agentes y comunidades, que ayuden a entender y desgranar las conexiones y complejidad existente y permitan la introducción de nuevos inputs que enriquezcan el entorno.

 

RELATREAMING

Los medios de comunicación y difusión de la innovación se han transformado debido a las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y a la diversidad de agentes implicados en los procesos, los cuales reivindican un papel propio, situado y diferenciado que no sea sincretizado en documentos y sinopsis “de todos” que son “de nadie”. Estas dinámicas han provocado que la comunicación de eventos, foros, charlas, debates, encuentros y todo tipo de acciones, englobados en la Hypereunión, se transmitan de forma particular. Especialmente cabe destacar la relatoría y el streaming. La relatoría supone la elaboración de un discurso particular, propio e irreductible, inconmensurable con otros, de las percepciones e impresiones subjetivas que cada agente es capaz de aprehender de cada proceso en el que se encuentra inmerso. Esto hace que se genere un relato propio, el cual no pretende presentarse como único u objetivo, sino dotar de una impresión desde el agente situado. La relatoría es más poderosa cuando se combinan distintas relatorías, elaboradas desde distintos agentes, las cuales componen una narración caleidoscópica que permite obtener una visión diversa y heterogénea sobre el proceso del cual se comunica o comenta. La generación de estas relatorías subjetivas compone un cuadro objetivo (intersubjetivo) al permitir generar lecturas comparadas donde diversos aspectos se entrecruzan e intersectan, ofreciendo una jerarquización y subordinación de los mismos por su grado de replicación e intensidad acumulada. La idea es no generar un documento supuestamente “objetivo” desde un primer momento, elaborado por un “secretario” designado, debido a las reticencias a conceptos como objetividad, representatividad, elección, etc. La multiplicación de agentes y narraciones permite expresar la subjetividad intrínseca de cada uno de ellos, eliminar representantes y componer un marco objetivo por la lectura cruzada de las mismas.

Por otra parte el streaming permite una deslocalización distribuida que elimina el recurso espacio y su presencia como condición de pertenencia a un proceso, permitiendo la simultaneidad y solape de diversos agentes y procesos en el mismo intervalo espacio-temporal.  Esta técnica permite la deslocalización de espacios hegemónicos y sus programas asociados, la participación en red distribuida, la generación de microatmósferas más cómodas para el desarrollo de la dinámica, evitando grandes espacios, aglomeraciones, ruidos, problemas técnicos, etc, con la ventaja de la gran potencialidad tecnológica que ofrecen las herramientas digitales, cada vez más interconectadas y versátiles.

RETOS:
- Establecer  un calendario global que aglutine, distribuya y evite el sobre-solapamiento del relatreaming glocal, mermando su capacidad inclusiva y discursiva.
-  Profundizar en la deslocalización, distribución y virtualización de los procesos más físicos, permitiendo a su vez desvirtualizar otros, en pos de un equilibrio de ambas tecnologías.
 
 
DE POST-IT Y PALETS
 

La manifestación estética más inmediata de los procesos participativos e innovadores se encuentra representada en la actualidad por un montón de post-it de colores pegados en un soporte vertical. Pueden llevar aparejados grandes papeles o póster dónde se dibujan esquemas, diagramas y se elaboran resúmenes sintéticos que expresan los contenidos procesuales o conclusivos de dinámicas de participación como juego de roles, DAFO, escenarios, mapas conceptuales, recursos, agentes, potencialidades y un largo, etc. Los post-it son la materialización de aquellos bocadillos que representaban cada propuesta o idea del “brainstorming” colectivo, los cuales se generan de una manera más o menos reglada para ir definiéndolos, agrupándolos clasificándolos y jerarquizándolos progresivamente de acuerdo con el desarrollo de la dinámica. Es frecuente observar como cada vez mas procesos de ideación se integran en estas escenas y como ellas mismas generan valor y son exportadas y comunicadas por sí mismas independientemente del valor y relevancia de sus contenidos.

Cuando dichos procesos se transforman en una materialidad física vinculada al espacio público comienza la “estética de los palets” o “palet-ización” como paradigma del reciclaje, el reuso de materiales existentes, la cultura industrial-popular, la autoconstrucción mediante la participación, etc. En ocasiones el reciclaje de palets lleva aparejado el uso-reciclaje de toda suerte de elementos similares tales como maderas varias, bidones industriales, cajas de fruta, ruedas, etc. Estos procesos DIY o self-made y DIWO responden a la adecuación formal y técnica entre los recursos disponibles de forma sencilla y económica y no tanto de los saberes y conocimiento de los agentes asociados. Es importante destacar el esfuerzo innovador por la consecución paulatina de más elementos de la cultura popular, cotidiana y comercial-industrial que pueden estar a nuestro alcance, incorporando nuevos elementos y nuevas formas de utilización y extrayendo valor de todos estos procesos, evitando un estancamiento de dichos procesos y una asociación inmediata a la estética antes mencionada. De forma contraria se debe evitar encasillar o etiquetar las acciones o proyectos que por su mero hecho de reciclar o reutilizar los elementos enumerados se asocien a prácticas más agotadas y caducas.

RETOS:
- Trascender la inmediatez estética de estos procesos, que suponen una homogeneización e isotropía de los procesos y contenido de los mismos, renovando las dinámicas e innovando sobre las mismas.
- Investigar sobre nuevos procesos y ejercicios que lleven aparejados la producción de nuevos elementos estéticos y/o audiovisuales que puedan seguir generando valor en su comunicación, evitando quedarse anquilosados, repetitivos y vulgares y que el contenido de las mismas quede banalizado por su representación.
 

El cafe y la sobremesa

Este texto es fruto de nuestras conversaciones de café, a la que os invitamos a seguir compartiendo la sobremesa a través de este post y sus comentarios.

0

Opendata en S. Sebastian de los Reyes

 

VIC sanse2

Las iniciativas ciudadanas permeabilizan las distintas esferas de los ámbitos de relación institucional y en ese trabajo en el espacio común, tales iniciativas van desde los solares vacíos hasta las instituciones. En este caso es un partido político el que quiere transformar el ayuntamiento y la ciudad de San Sebastián de los Reyes desde dentro, con una iniciativa gestada con la intención de transparentar la forma en la que se toman, se conciben y miden ciertas decisiones sobre lo urbano. Siguiendo la linea que Fix my street o la iniciativa catalana Arregla mi calle anticiparon el partido local ha elaborado un mapa de reivindicaciones on-line , donde la ciudadanía puede subir, visualizar y hacer seguimiento de las diversas demandas, propuestas o deficiencias detectadas en la ciudad.

No sólo es una cartografía de protestas sobre el mal uso o los lugares degradados de la ciudad sino que lo interesante es el seguimiento que se hace del conflicto detectado. Una herramienta que no pretende sólo ser un recolector de fallos, errores y baches, sino que también busca ser utilizada para que la ciudadanía suba propuestas, demandas, ideas o cuestiones que permitan mejorar la calidad de vida de la ciudadanía y los barrios. Es decir, es una herramienta que basándose en los principios de inteligencia colectiva no busca ser sólo una herramienta de queja sino también de mejora.

vic sanse dos

Es una primera aproximación hacia una administración más transparente, donde la comunicación es bidireccional entre los agentes implicados en el espacio urbano, como son en este caso ayuntamiento y ciudadanía. Esta herramienta acerca lo urbano a los conflictos cotidianos y los da una voz activa en el día a día del municipio. Una herramienta que además quiere trabajar en el vínculo on-line/off-line, por lo que se completa con una estrategia presencial y mensual de “Salidas a los Barrios” (consistentes en reuniones una vez al mes con asociaciones y colectivos de los barrios concretos de Sanse acompañada de una reunión abierta a toda la ciudadanía en la calle), Encuentros Ciudadanos la entrada-web del concejal 26, el despliegue en redes sociales, o sus distintos trabajos en plataformas y colectivos ciudadanos de los últimos años. Además, todas las quejas o demandas son extraídas del mapa y enviadas periódicamente al Alcalde de San Sebastián de los Reyes para que las conozca y estudie su arreglo, pertinencia o solución. Un envío que se acompaña de un mail enviado a los usuario que las subieron al mapa para que sepa cuándo ha sido puesto en conocimiento de los responsables municipales, y puedan así reclamar o seguir los tiempos de solución.

Una herramienta que ha sido diseñada desde la filosofía de las tecnologías libres y es por ello que quiere ser Software Libre y Open Data. Su código va a ser licenciado bajo GPL o AGPL (están trabajando ahora mismo en su publicación en , como vemos en GitHub al tiempo que están trabajando en diseñar una interfaz (parte OpenData) que permita a cualquier persona acceder a los datos que se van subiendo por la ciudadanía, de cara a sacar sus gráficas, estadísticas, análisis por categorías o barrio, utilización, tipo, duración de incidencias, etc. Además cualquier persona o colectivo que quiera utilizar esta tecnología para confeccionar los mapas que quiera, puede solicitarlo (y en breve descargarlo) para incrustarlo en su web o sitio que prefiera.

El mapa que ha sido estructurado inicialmente con las siguientes etiquetas: Obras y Mobiliario / Limpieza / Parques y Zonas Verdes / Salud y Servicios Sociales / Movilidad, Transporte Público y Aparcamiento / Ruidos / Educación y Cultura / Deportes / Otros Puedes aportar aquí o en la propia página nuevas categorías que consideres de interés.

Nos parece interesante destacar las palabras de Javier Taravilla, uno de los impulsores de la iniciativa: “No hemos necesitado ni grandes inversiones ni grandes estructuras para poner en marcha una herramienta así, más allá del conocimiento y voluntad para ello, siendo además el primer partido político nacional que pone en marcha una tecnología semejante. Y seguimos con su desarrollo y desarrollo de ideas, como es hacer más social este mapa (es decir, que puedas compartir tus quejas en tus redes sociales) y app móvil para que la puedas subir directamente desde el teléfono”.

2

Cooking Garden prototype. Terni Italy

Last september VIC was invited to work in Terni, Italy, with a very special community. The issue was a public space between social housing built in the twentieth century for steelworkers from local indutries. Although the history of how occupied these houses is very interesting (see video 01), currently lives two very opposing types of communities for cultural reasons: italian families and immigrants already settled in the country.
Public space between houses express conflicts that currently exist, being  completely abandoned, where no one dares to do anything for fear of generating new conflicts. This results in areas occupied by vehicles outside the community, degraded areas and unused spaces.

(video 01)

01. USERS:

The neighborhood consists of two main groups: old and new residents. Old residents are mostly senior citizens from Italian origin who own their flats, while the new residents are mostly young families from foreign origins who rent their flat. Empty spaces in the rest of neighborhood are being appropriated by next door residents through customization. Even though, this is a centrally located empty public space, no one has claimed ownership of it. Residents usually stay in their own customized spaces and rarely try to explore other common spaces in the neighborhood. New residents don’t have the time to invest in customization of the public space due to work commitments and therefore are excluded from this process.

02.CONTEXT:

The site is located in the center of the urban block. North: Blind walls of L-shaped residential buildings with customized communal gardens. South: A two story shared private house and its private garden. East: De facto parking lot. West: Waste containers and improvised parking.

03. FACT:

Residents call this place “the dog toilet”. It is not clear who owns this spot, the site was set on fire a few months ago.

04. COOKING GARDEN: (Let me help you cooking!)

We thought about using ”an urban kitchen” as a pretext for approchement between the two communities and make it visible in public space. An urban kitchen strengthen the use of domestic activities in public space is always welcome in Mediterranean contexts. We collect recipes on various ways of cooking traditional italian pasta sauces, because even slight variations are observed them through the mixing of the population. Through this array of recipes in a space where we could cook outdoors and establish a place where you can share this knowledge.

The project, carried out in an ephemeral way of example was a success since both types of communities turned to space sharing an evening of conviviality on this topic: “Let me help you cooking!”

05. CONSTRUCTION PROCESS PHOTOS:

06. FINAL PHOTOS:

07. PROTOTYPE:

 

 

08. CREDITS:

Project: Vivero de iniciativas ciudadanas: Alfredo Borghi, Nieves Valle, Nicola Di Croce, Vanessa Elefante, Mayra, Martina, Giulia, Esaú Acosta, Mauro Gil-Fournier, Miguel Jaenicke.

Place: Terni. Italy

Photos: VIC, except 01, 02 Mor Arkadir

4

Protocolos de transferencias #Greenvía

Compartimos el dossier y el vídeo elaborado con el proceso, desarrollo y conclusiones del pasado taller #Greenvía: transferencias de la innovación social al espacio público.

Especial atención a los emergentes que han salido del proceso del taller:

-El empoderamiento ciudadano pasa por dar más valor a lo que ya se tiene.

-Pasar de lo colectivo a lo común sigue siendo el reto. Debemos aprenderlo practicándolo.

-Las negociaciones sobre el espacio público, la co-responsabilidad que implica, asusta. Y esa es la barrera fundamental para dejar de ver el otro como un contrario y ponerse a trabajar juntas.

-Necesidad de un lenguaje común en el espacio público. Un mínimo que nos permita movernos en los mismos códigos. Algo que se consigue con la convivecia y la experiencia. ( ¿hay otro modo?).

Seguro que este y otros documentos ayudarán a que la transferencia de la innovación social al espacio público sea cada vez más eficiente y útil.

 

0

Píldoras #greenvia 03

Volvemos con los post sobre los videos presentación de las iniciativas participantes en el taller. Recordamos que todas aquellas que quieran utilizar estos vídeos, para incrustarlos en sus páginas web, lo pueden hacer a través del vimeo de intermediae.

DESAYUNOS CIUDADANOS.

Usos domésticos temporales en espacios urbanos sin atención desde las administraciones o en situación de degradación. Una iniciativa que apuesta por el cuidado urbano como forma de protesta.

AQUÍ TETUAN.

Diario-blog digital autogestionado por vecinos del Distrito de Tetuán, con un enfoque en el activismo social desligado de ideologías políticas.

EACEC.

EACEC es un contenedor de basuras situado en la calle en el que de manera esporádica, un artista invitado hace una intervención. Se sitúan a medio camino entre el arte público y el centro social, todo ello sin disponer de un espacio físico al uso.

IMAYINA.

El espacio circular del interior de las rotondas son lugares no utilizables, prohibidos al peatón e inaccesibles. Este proyecto nace con la idea de alterar estéticamente esa realidad urbana, para lanzar un mensaje contextualizado y optimista sobre la habitabilidad y disfrute de la ciudad, compartiendo por un instante este espacio con la ciudadanía.

 COLECTIVO ARGANZUELA.

Participación directa de los ciudadanos desde el espacio público en la toma de decisiones que afectan a la colectividad.

ENE. 

Es más bien una institución pública que una inciativa, pero aún así hemos querido referenciarla. Su trabajo se basa en la relación con todo lo que tiene que ver con la energía, el desarrollo de las actividades culturales y su valor científico. Ponferrada.

0

Video entrevista colectiva #greenvia

Compartimos todo lo sucedido durante la entrevista-charla colectiva realizada el pasado 13 de abril de 2012,  en Intermediae-Matadero, con formato de audio mejorado!!!. Especial atención al Storify en el que recogemos las imágenes y los comentarios de Twitter. Gracias a todos los que pudieron participar:Oficina de gestion de muros/Desayunos ciudadanos/Bookcamping/EnbiciporMadrid/Estaesunaplaza/Banco intercambio semillas , continuamos en #greenvía.

[twitter-follow screen_name='desdevic' show_screen_name='no']

0

Declaración de Derechos Urbanos

Os presentamos la Declaración de Derechos Urbanos de VIC realizada por dos miembros del vivero.

“Para hablar sobre los derechos urbanos, tanto de lo que podríamos conservar, como de lo que queremos erradicar preferimos hablar de una transformación.
Primero de los proyectos o los diseños sobre el espacio público, que ahora mismo funcionan de una manera muy jerárquica. El proceso de materialización
de un espacio público, normalmente tiene un proceso que responde a una jerarquía muy clara de arriba a abajo, en el que mediante unos procesos de
contratación específicos, muy pocos agentes, con muchos recursos deciden el diseño de los espacios públicos en los que los beneficiarios son
prácticamente todos los ciudadanos….”

Gracias a @a_volant de Zuloark, por la invitación y el registro.

[twitter-follow screen_name='desdevic' show_screen_name='no']

5

BiciFindes

¿ Quieres ir #alcurroenbici ? Desde en bici por madrid un grupo de ciudadanos, cuidadores de la movilidad ciclista en Madrid, nos muestran el fin de semana como ir a nuestro trabajo enbici. La iniciativa que se ha puesto en marcha se llama BiciFindes. Un grupo de ciudadanos activos te muestran la mejor ruta para llegar a tu trabajo. Las personas  que quieran ir a trabajar a Getafe desde Madrid, ya pueden hacerlo. Lo conocíamos, pero esta inicitiva cada vez es más numerosa y más específica con la ciudad. En ejemplo claro de #empoderamientourbano.

0

mmm…martesmálaga

Un buen ejemplo de las prácticas ciudadanas que van consiguiendo empoderarse en la ciudad. En Málaga, la ciudadanía a través de la plataforma MartesMálaga  ha presentado el proyecto del Mercado de las Artes para la creación colectiva.  El proyecto de readaptación o reciclaje de una estructura del Museo de Atarazanas es abierto y lo puedes ver aqui. Se recuperan 2.000m2 para el uso ciudadano y la creación de un espacio público interior.

0

Empoderamiento urbano I

Una de las herramientas que nos permiten a los  ciudadanos  comenzar procesos de empoderamiento urbano son  las de  mapear los territorios. Dentro de los procesos sociales de auto-organización aparece la Cartografía ciudadana de hackarquitectura como una  de las herramientas que complementan a los  ejemplos conocidos como son otramalaga, mapastur, árboles de gijón y  los clásicos openstreetmap, meipi,  y (dis)location